La decoración floral en las bodas

Las flores son un elemento decorativo en todas las bodas: en la ceremonia, en el banquete, con el ramo de la novia, incluso en el ojal del novio y padrino. Para ello podemos contratar a un buen florista o dejar la decoración en manos de la iglesia o ayuntamiento y del restaurante; aunque en ocasiones no hay elección y dicha decoración viene impuesta.

Decoración floral en la boda

Decoración floral en la boda

En caso de que la ceremonia sea en una gran iglesia conviene centrarse en el altar y alrededores. También se deben colocar flores en los extremos de los bancos cercanos al pasillo, decorativo, vistoso y llamativo pero de pequeño tamaño.

En exteriores se pueden utilizar flores para delimitar el lugar de celebración, con colores suaves o alternando los suaves con otro color más vivo.

En las mesas del banquete se suelen poner centro florales coloridos, desde diseños minimalistas, clásico, románticos o rompedores, acordes siempre con el restaurante. Aparte de las flores del centro se utilizan para completar la decoración piñas, conchas, frutas, velas, etc, en el mismo centro, y pétalos de flores alrededor.

40

Para la novia, además del ramo, también se puede decorar el pelo con alguna diadema de pequeñas flores. El novio y los padres pueden llevar en el ojal una pequeña preparación floral utilizando quizás los mismo colores del chaleco y la corbata o de algún detalle del vestido de la novia.

Fotoluna – Reportajes fotográficos de bodas en Málaga, Córdoba y Granada.