¿Necesitamos financiar nuestra boda?

Dependiendo de cómo organicemos nuestra boda puede suponer un alto coste económico que prever desde el comienzo. Será bueno llevar un control por ordenador o a mano con todos los gastos que conlleva y cuál es el coste que supondrá cada uno de ellos, no teórico sino real, preguntando directamente a los diferentes profesionales de cada tema: desde el vestido, la peluquería, la fotografía de la boda, al banquete, las invitaciones, la música o los regalos a los invitados.

Como toda organización dependerá de nuestro presupuesto, y de si ya disponemos de él a coste cerrado o si lo tenemos que pedir prestado, bien a familiares, bien a una institución financiera.

Financiar nuestra boda

Financiar nuestra boda

El coste medio de una boda ha pasado de 21.500€ en 2003 a 13.200€ en 2012, con un pico en el año 2005. Desde entonces y acompañado de la crisis económica a partir de 2008 no ha hecho más que bajar. Han bajado los precios de muchos servicios y han aparecido nuevos servicios a menos coste del habitual.

Los padres están siempre dispuestos a echar una mano en los costes de la boda, con lo que será decisión de los novios hasta dónde quieren aportar ellos y hasta dónde quieren aceptar el regalo de los padres. Hemos conocido novios con bajo presupuesto que ellos mismos han montado toda la boda sin aceptar mucha ayuda de los padres. Otros han aceptado gustosos esa ayuda, igual que posiblemente ayuden a sus futuros hijos en el día de la suya si así lo deciden.

Además los regalos de los invitados ya suelen ser en gran porcentaje en efectivo, lo que ayuda también a financiar la organización de la boda y reducir el peso económico de la misma. Ya quedaron atrás los regalos indeseados que no se sabía que hacer con ellos después.

La petición de un crédito al banco se considera ya el último recurso, pero antes habría que estudiar cómo recortar costes: Desde vestidos de novia o novio de alquiler, a reducir el banquete a un ágape de pié donde la gente pueda moverse a sus anchas y hablar con todos, o realizar el banquete en alguna finca de amigos o familiares.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba