El momento previo: la petición de mano

Hace muchos años la pedida de mano era una reunión para cerrar una acuerdo económico entre las dos familias. Hoy en día sigue siendo así en muchos países de mundo. Afortunadamente en España es un asunto casi olvidado.

Actualmente la pedida de mano suelen hacerla los novios en un entorno romántico y normalmente apartado de la familia, aunque hay tantas versiones como parejas existen: desde pedir matrimonio en el sitio donde se conocieron, a hacerlo en un restaurante romántico o en una escapada de fin de semana.

Las familias se conocen

Las familias se conocen

Luego viene el anuncio a las familias. Puede hacerse de forma conjunta tanto si ya se conocer como si no, pues es un buen momento para estrechar lazos. En casa, en un restaurante, o un cóctel. En ocasiones se intercambian también regalos las familias o les hacen los padres del novio un regalo a la novia, y los de la novia al novio.

Otras opciones incluyen un viaje corto de ambas familias o una pequeña fiesta en la que además de a la familia directa se invite a otros miembros de la misma y a los mejores amigos. Es un buen momento para recordar el camino recorrido juntos hasta entonces y para empezar a planificar los próximos pasos hasta la boda. Recordad que aunque los padres opinarán sobre todo lo relativo a la boda la última decisión es vuestra y en ese punto es de mucha utilidad la diplomacia y la asertividad.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba