Los papeles necesarios para el matrimonio

Los trámites burocráticos para casarse pueden ser un poco cansados, según con quién os topéis, por lo que la paciencia será un buen arma.

Para las bodas civiles serán necesarios los certificados de nacimiento del Registro Civil, el certificado de residencia del Ayuntamiento y la declaración jurada de estado civil. En caso de que uno de los novios haya estado casado previamente también será necesario un certificado de la última unión matrimonial y de su correspondiente divorcio o defunción del cónyuge.

Burocracia matrimonial

Burocracia matrimonial

En el caso de que el cónyuge sea extranjero habrá que pedir certificados a la embajada, uno de inscripción consular y otro de capacitación matrimonial.

Para bodas católicas es necesaria la partida de bautismo, el dni, y certificado de estado civil. En caso de que se hayan casado antes por lo civil, el libro de familia. Para personas casadas anterioremente el certificado de anulación matrimonial eclesiástica o de fallecimiento del cónyuge en su caso. En caso de boda con relación familiar de sangre, por ejemplo primos hermanos, dispensa papal. En algunos casos se exige también haber realizado la comunión y la confirmación, así como llevar a cabo un cursillo prematrimonial, que en algunos casos puede aportar mucho y en otros nada, según lo planteen.

Finalmente, antes de la boda, la parroquia publica las «amonestaciones», que tradicionalmente consiste en anunciar quién se va a casar y cuándo por si alguien tiene alegaciones en contra.

Para bodas que se realizan simultáneamente por lo civil y la iglesia el mismo día, la parroquia se encarga en algunos casos de todos los trámites civiles posteriores. Consultadlo con el párroco.

Las bodas realizadas en el extranjero suelen tener más trámites, aparte de que luego los papeles irían al registro civil central y pueden tardar un año y medio en darle validez al matrimonio.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.