Complementos para la novia

Aparte de la importancia obvia del vestido de novia, éste debería completarse con algunos adornos según tus gustos. Uno de los más típicos es el velo, de tradición religiosa.

Para el cabello se pueden utilizar tocados, peinetas, coronas, diademas, cintas, joyas o flores.

Los zapatos dependen mucho del gusto de la novia, tanto en el estilo como en la altura del tacón a utilizar, que dependerá también de la altura de tu pareja. Es fundamental la comodidad de los mismos y que te hayas acostumbrado antes a su forma y ellos a tus pies.

Los pendientes suelen ser otro complemento comúnmente utilizado, normalmente de perlas, brillantes o algunas piedras semipreciosas de algún color que complemente a otros detalles del vestido. Un poco menos comunes son los guantes, dependiendo de la época del año, que pueden dar distinción y elegancia al conjunto.

TyM108

Es bueno que todos estos detalles sean recogidos por el fotógrafo de la boda. Serán un recuerdo imborrable al plamarlos en imágenes.

Aparte de estos detalles hay otros dos complementos a tener en cuenta. Uno es la posibilidad de tener un segundo vestido para cuando ya la celebración se adentre en el baile pasadas unas horas. Otras bodas pueden durar dos o tres días, y el tener un vestido para continuar la fiesta suele ser imprescindible.

El último detalle: la lencería. La liga puede terminar hecha pedazos como suele ser tradición en bastantes lugares de España. El resto de la lencería se queda para otros momentos más íntimos con tu pareja y ya depende de tus gustos y los suyos.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga, Códoba y Granada.