Archivo por meses: mayo 2013

Los pequeños detalles en una boda

Aparte de los pequeños detalles decorativos que aparecen en el siguiente vídeo con fotografias de varios detalles de boda, existen otros detalles a tener en cuenta para que la boda que son menos visibles.

 

Uno de ellos es el transporte de los invitados. Hay que tener en cuenta si el lugar de la celebración y el del banquete están cerca o lejos. Si los invitados llevan coche propio todos o si vais a poner un autocar para trasladarlos a la localidad más próxima o haciendo ruta por varias localidades.

Los recuerdos de los invitados no son ni mucho menos obligatorios, pero sí un detalle a tener en cuenta. En ocasiones se regalan cosas que terminan en un cajón. Se pueden intentar solucionar con un regalo más práctico, como colonias o un pulverizador para las mismas, un cd con vuestra música preferida y que se puso durante la boda también, una agenda, etc…

Si hay invitados vegetarianos o que no coman algún tipo de carne concreto hay que tenerlo en cuenta a la hora de servirles platos adaptados que estén a la altura de los de los otros invitados. A la hora de confirmar quién viene será un detalle a preguntar.

Al final de la celebración suele tirarse arroz, pero hay que consultar con el párroco o con los trabajadores del ayuntamiento si se puede lanzar y dónde, pues en ocasiones o no lo tienen permitido o hay un lugar específico para echarlo. Otras alternativas más cómodas son los pétalos que últimamente vienen en tubos y otras más ruidosas son los petardos. Si tenéis alguna preferencia comunicádsela a los invitados antes de que tomen una decisión que no os sea tan agradable.

Para el coche de la novia y posteriormente de los novios, hay múltiples servicios de alquiler que pueden facilitaros un coche especial que buscáis. También se puede utilizar un coche personal o de algún familiar que por el estilo o color nos guste especialmente. Opciones más originales incluyen coches de caballos o jeeps antiguos sin techo, así como otras más caras tipo limusina o descapotable. Siempre los coches descubiertos son más vistosos si el tiempo acompaña.

Y los más importante: por mucho que hayáis cuidado todos los detalles habrá algún factor humano impredecible que hará que algo no salga del todo bien: entonces no tenéis más que sonreir y pensar que es vuestro día para disfrutarlo al máximo. No dejéis que un pequeño contratiempo os haga perder la sonrisa.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

¿Dónde celebramos la ceremonia?

La ceremonia del matrimonio se puede llevar a cabo por la Iglesia, por el Juzgado o en al Ayuntamiento, de manera general, aunque ya hay numerosos sitios donde realizarla. La opción de hacerla al aire libre en un entorno privilegiado, como castillos, jardines botánicos o playas, es algo cada vez más solicitado y buscado para darle un toque especial a ese día único. El aire libre puede ser una ventaja para la fotografía de boda, sobre todo antes de la hora dorada del atardecer, pues si es al medio día la luz del sol puede crear sombras muy duras y pronunciadas.

Lugares para celebrar la boda

Lugares para celebrar la boda

En cuanto a la boda católica, se suele realizar en la población y parroquia de la novia. Esto nos va a determinar las fechas en las que podemos celebrar la boda. En caso de que la parroquia elegida ya tenga nuestra fecha favorita reservado quizás podemos buscar en otra iglesia de nuestro gusto, desde una pequeña capilla en el campo a una gran catedral, ya dependerá también del número de invitados: puede no resultar muy vistoso tener 30 invitados en una catedral. Igualmente se puede llevar a cabo la ceremonia al aire libre, con el visto bueno del sacerdote.

En caso de que la boda sea exclusivamente civil se suele escoger más el Ayuntamiento que el juzgado, por su mayor vistosidad. Y ya para darle originalidad, se han realizado bodas en el fondo del mar, tirándose en paracaídas, o en un bote en alta mar.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.

La lista de invitados a nuestra boda

A la hora de escoger el lugar del banquete deberemos hacerlo según el número de invitados que vayamos a tener, no vaya a ser que escojamos un lugar que es luego demasiado pequeño para acogerlos a todos.

Por un lado está la familia, que dependerá lo cerca o lejos que vivan del lugar de celebración de la boda. Si os casáis muy lejos van a ir sólo los que realmente quieran hacerlo, el resto buscarán la excusa de la lejanía para no ir. Lo mismo pasará con los “compromisos”. Tanto en la familia como en los estos últimos los padres de los novios tienen mucho que decir.

Los invitados en la boda

Los invitados en la boda

Luego están los amigos de los novios. Estos están claros cuáles son y cuáles irán o no a la boda.

Luego los compañeros de trabajo. No hay obligación ninguna de invitarlos, y si se hace, suelen ser los más cercanos del departamento, jefes incluidos sólo si hay buena relación. En ocasiones se opta por  invitar a todo el departamento entero, dejando claro que no tienen que ir por obligación. Al final aquellos con los que mejor os lleváis irán casi seguro y con los que no tenéis relación no aparecerán. Se hace una especie de “selección natural”.

Una vez hablado con los padres y hecha la lista previa de posibles invitados tenéis que saber que entre un 20%-25% se suelen caer de la lista definitiva. Luego conviene pasar el listado a una hoja excel, hacer las invitaciones y esperar la confirmación de asistencia.

Una vez borrados los que no asistirán podéis empezar a jugar con la distribución por mesas desde la misma hoja de cálculo: algunas mesas va a ser fáciles formar. Aquí hay que tener en cuenta quién se lleva bien con quién y quiénes no se pueden ver. El restaurante os dirá la colocación de las mesas y el número de comensales por cada una y ya podéis empezar a montar el reparto final.

Si los invitados se van a quedar en el mismo hotel de la boda hay que dejar claro si vais a pagar o no vosotros por el alojamiento: o a algunos más cercanos, o a todos, o a nadie.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

Momentos únicos en la boda: los anillos y el beso

Hay dos momentos claves durante la celebración en sí de la boda: cuando se ponen los anillos y el primer beso con el que se sella el matrimonio. Ya que son momentos irrepetibles, queríamos daros algunos consejos para ayudarnos a los fotógrafos a inmortalizarlos lo mejor posible.

En lo que a los anillos se refiere, es bueno que al ponerlos no bloqueéis la visión ni con el cuerpo ni con la otra mano que no está poniendo el anillo. Es mejor coger el anillo de arriba y abajo con dos dedos (pulgar e índice o pulgar y corazón), en vez de lateralmente que puede bloquear la visión del anillo. La otra mano puede situarse sujetando por abajo la de vuestra pareja de forma que no se bloquee la vista. Practicadlo un par de veces antes de la boda y os saldrá de forma natural. Y muy importante también: tomad vuestro tiempo, no sólo por la fotografía, sino para vivir a fondo ese momento, mirad el anillo, mirad a los ojos de vuestra pareja y aparte de conservar una bonita fotografía guardaréis también una imagen mental y sentimental de lo que está ocurriendo. ,Reportaje fotográfico de boda Andalucía

En el tema del primer beso de casados en la ceremonia pasa algo similar: no debéis bloquear demasiado la visión de ese momento. Y tampoco debe de ser un beso fugaz de medio segundo (imposible incluso de fotografiar para los más expertos). Dadle tiempo al beso, unos instantes para vivirlo sinceramente, así, durante ese tiempo también nos dará el suficiente como para recoger dos o tres fotos de ese detalle único e irrepetible. Y no os preocupéis, que si lo hacéis demasiado rápido y no nos da tiempo a captarlo seremos los primeros en pediros que os beséis de nuevo. 🙂

Reportajes de boda en Málaga

 

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.