Archivo de la etiqueta: Boda civil

La boda civil

Desde hace ya algunos año la boda civil ha pasado de ser una rareza a ser algo común frente a la boda religiosa. Aunque inicialmente eran más bien sobrias, han ido cambiando acercándose en características y desarrollo a las religiosas, especialmente en los ayuntamientos si disponen de algún salón más lujoso para estos actos. En el juzgado, en cambio, todo es más frío y en ocasiones se lleva la unión matrimonial en un frío despacho, por lo que se recomiendan más las uniones en el Ayuntamiento salvo que para los novios sea sólo un mero trámite de firmar un papel. Para casarse en un consistorio que no es el vuestro deberéis realizar más papeleo con ambas localidades y pagar unas tasas mayores.

Boda civil 1

Boda civil 1

En cuanto a los trámites para casarse, es necesario abrir el proceso en el Registro Civil donde se presentará una solicitud de matrimonio, fotocopias del dni, la declaración de estado civil de los novios, las partidas de nacimiento expedidas por el propio registro y los certificados de empadronamiento expedidos por el ayuntamiento.

Cuando se celebra la boda en el juzgado, sólo tienen que personarse los novios con dos testigos con su dni cada uno en regla el día que sean citados para firmar.

En caso de celebrarse en el ayuntamiento el Registro Civil remitirá la documentación y autorización al primero, o serán los propios novios los que la lleven al secretario. Entonces podrán elegir el día y la hora, según los consitorios en intervalos de media hora o de una  hora, con unas tasas que pueden variar alrededor de los 250€.

Algunos ayuntamientos prevén también el poder enviar un concejal a otra localización a oficiar la boda, como un castillo o un jardín botánico. Este servicio lleva unas tasas adicionales.

Dentro de la ceremonia los consistorios pueden mostrar cierta flexibilidad para incluir música, lectura de textos y cómo se desarrollará la ceremonia en general. Aclaradlo antes de la misma para evitar sobresaltos de última hora.

Boda civil 2

Boda civil 2

El desarrollo es similar a la boda eclesiástica. Se avisa de que ya pueden entrar los invitados, luego entraría el novio con la madrina y la novia con el padrino al son de la música. A continuación entra el alcalde o concejal y se inicia el acto. Se puede leer algún texto escogido por alguno de los presentes.

El oficiante después procede a la lectura de los tres artículos del Código Civil español sobre el matrimonio y formulará unas preguntas a los novios:

– ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre y voluntariamente?

– ¿estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente, durante toda la vida?

– así pues, ya que queréis contraer matrimonio, unid vuestras manos y manifestad vuestro consentimiento.

Después preguntará a cada uno de los novios:

– ¿Quieres y aceptas contraer matrimonio con …, aquí presente junto a ti , de acuerdo con la legalidad vigente?

– Yo, … te recibo a ti, …. como esposo/a y (me entrego a ti) y prometo amarte, respetarte, y serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

Ramo de la novia

Ramo de la novia

A partir de este momento se produciría el intercambio de alianzas y, en su caso, de las arras. Tal como en la iglesia se pueden pronunciar estas palabras: “Recibe esta alianza, en señal de mi amor y fidelidad a ti”. En ese momento el oficiante declara el matrimonio unido. Se pueden añadir unas palabras por cualquiera de los presentes, algún texto, y despedida fin

al con la enhorabuena por parte del alcalde o concejal.

Finalmente se firma el acta y se abandona la sala del Ayuntamiento con la música elegida. En cuanto a la música al principio, al final y durante la ceremonia civil, hay algunos que las tienen elegidas de antemano y otros donde es posible darle un toque más personal.

Las salas del ayuntamiento ya suelen tener su propia decoración floral y de otros adornos, que en algunos casos se puede personalizar más. A la salida suelen dejar un lugar más apartado para tirar arroz, pétalos o confeti.

Sobre la vestimenta, no hay una norma específica para el consistorio ni en el color ni en el tipo de vestuario. Desde el clásico vestido blanco para la novia a un vestido corto elegante o de traje y chaqueta. Con el novio pasa lo mismo. En el caso del juzgado se llevan más los vestidos coloridos cortos con o sin chaqueta.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.