Archivo de la etiqueta: Matrimonio

Los regímenes económicos del matrimonio

Aparte de lo bonito y romántico de la celebración del matrimonio hay que tener en cuenta que se trata de un contrato jurídico entre dos personas, lo que implica derechos y obligaciones. Aunque pensemos que el amor será eterno, que en muchos casos es así, no viene mal tener en cuenta lo que se llaman «capitulaciones matrimoniales».

Regímenes matrimoniales

Regímenes matrimoniales

En principio el Código Civil permite pactar los acuerdos necesarios entre las dos partes, siempre con el principio de igualdad que dicta la Constitución. Serán firmados ante notario mediante escritura pública.

Si no se firma nada se da por hecho que se toma el régimen de gananciales, con excepción de  Cataluña y Baleares donde por defecto se toma el régimen de separación de bienes.

Según el primer régimen, gananciales, todos los ingresos pertenecen a ambos cónyuges desde el mismo momento del matrimonio. Los bienes que posean antes de la boda sí son de cada uno, no serían compartidos, así como herencias, donaciones, ropa y objetos personales, indemnizaciones y la propiedad intelectual.

En el régimen de separación de bienes se mantienen separados los patrimonios de cada uno durante el matrimonio. Los gastos del hogar deben de ser sostenidos por ambos. Si una de las partes no tiene ingresos económicos  y se dedica a labores domésticas, la otra parte debe compensarla.

Existe un tercer régimen, llamado de participación, mezcla de los dos anteriores.Durante la duración del matrimonio regiría el régimen de separación, para que los asuntos y negocios de una de las partes no afecten a la otra. Pero en caso de producirse la disolución del matrimonio se llevaría a cabo la liquidación económico aplicando el régimen de gananciales.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.

Los papeles necesarios para el matrimonio

Los trámites burocráticos para casarse pueden ser un poco cansados, según con quién os topéis, por lo que la paciencia será un buen arma.

Para las bodas civiles serán necesarios los certificados de nacimiento del Registro Civil, el certificado de residencia del Ayuntamiento y la declaración jurada de estado civil. En caso de que uno de los novios haya estado casado previamente también será necesario un certificado de la última unión matrimonial y de su correspondiente divorcio o defunción del cónyuge.

Burocracia matrimonial

Burocracia matrimonial

En el caso de que el cónyuge sea extranjero habrá que pedir certificados a la embajada, uno de inscripción consular y otro de capacitación matrimonial.

Para bodas católicas es necesaria la partida de bautismo, el dni, y certificado de estado civil. En caso de que se hayan casado antes por lo civil, el libro de familia. Para personas casadas anterioremente el certificado de anulación matrimonial eclesiástica o de fallecimiento del cónyuge en su caso. En caso de boda con relación familiar de sangre, por ejemplo primos hermanos, dispensa papal. En algunos casos se exige también haber realizado la comunión y la confirmación, así como llevar a cabo un cursillo prematrimonial, que en algunos casos puede aportar mucho y en otros nada, según lo planteen.

Finalmente, antes de la boda, la parroquia publica las «amonestaciones», que tradicionalmente consiste en anunciar quién se va a casar y cuándo por si alguien tiene alegaciones en contra.

Para bodas que se realizan simultáneamente por lo civil y la iglesia el mismo día, la parroquia se encarga en algunos casos de todos los trámites civiles posteriores. Consultadlo con el párroco.

Las bodas realizadas en el extranjero suelen tener más trámites, aparte de que luego los papeles irían al registro civil central y pueden tardar un año y medio en darle validez al matrimonio.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.

La ceremonia católica

Sobre la ceremonia religiosa católica, muchos podéis estar familiarizados con las misma, pero para los que no lo estéis tanto vamos a hacer un repaso.

El sacerdote es el que comienza la ceremonia. Si los novios son comunicativos pueden también al principio dirigir unas palabras a los invitados pero no es algo obligatorio.

Fotoluna Málaga

Fotoluna Málaga

Después vendría la liturgia a partir de ciertas lecturas que suelen ser comunes en las bodas. Los novios habrán elegido al menos a tres personas para leer la primera lectura, el salmo y la segunda lectura.

Estos son los textos bíblicos más comunes para bodas. En ocasiones se puede admitir algún texto no bíblico que hable del amor, o uno de los novios, familiares o amigos puede añadir otro texto diferente para darle originalidad a la ceremonia.

Luego vendría la homilía del sacerdote, que sería ideal que conociera ya a los novios personalmente de antes, para hacerla más cercana y emotiva. Y a continuación empezaría el rito en sí del matrimonio.

Éste rito llevaría una monición sobre la libre voluntad de los novios para casarse ante Dios y los todos los presentes. Luego viene el Escrutinio con preguntas sobre la decisión de los novios de contraer matrimonio de forma libre, sobre la fidelidad y las obligaciones matrimoniales. Y posteriormente el consentimiento, que puede hacerse de forma corta con el «sí, quiero» o de formas más larga como sigue:

Novio:

Yo (nombre del novio), te acepto a ti, (nombre de la novia), como mi legítima esposa y prometo serte fiel  en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Novia:

Yo (nombre de la novia), te acepto a ti, (nombre del novio), como mi legítimo esposo y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Después del consentimiento viene la bendición de los anillos con la frase «(nombre) recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti», y las arras con su frase correspondiente «(nombre) recibe estas arras en señal de los bienes que vamos a compartir». Los anillos y las arras suelen llevarlos los pajes, habitualmente niños, o en su caso el padrino.

Reportaje fotográfico de boda Andalucía

Tras este momento el sacerdote bendice el matrimonio y se procede al «podéis besaros». Clásicamente éste era el momento de levantar el velo a la novia, aunque en la tradición moderna se suele levantar al llegar al altar la novia.

Reportajes de boda en Málaga

Continúa la celebración con la Eucaristía y la paz, las bendiciones y oraciones de algunos invitados que hayan elegido los novio, y la comunión: pan y vino, primero los novios, luego los padrinos y para terminar el resto de invitados.

Para terminar el sacerdote realiza la bendición final y los novios y testigos firman el acta matrimonial. Tanto al final como en cualquier momento de la celebración los novios pueden intervenir con algunas palabras de agradecimiento o emoción.

Durante toda la ceremonia, si hay fotógrafo o vídeo debe de permanecer en segundo plano realizando las fotos sin molestar. Los protagonistas son los novios, no las cámaras.

Para la salida lo habitual es que los invitados esperen fuera a los novios cargados con arroz, pétalos u otra sorpresa. Aclarad antes con el sacerdote si se permite lanzar arroz en la puerta de la iglesia y comunicádselo a los invitados para evitar un malentendido.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga, Madrid y Córdoba