Archivo de la etiqueta: organización

La boda civil

Desde hace ya algunos año la boda civil ha pasado de ser una rareza a ser algo común frente a la boda religiosa. Aunque inicialmente eran más bien sobrias, han ido cambiando acercándose en características y desarrollo a las religiosas, especialmente en los ayuntamientos si disponen de algún salón más lujoso para estos actos. En el juzgado, en cambio, todo es más frío y en ocasiones se lleva la unión matrimonial en un frío despacho, por lo que se recomiendan más las uniones en el Ayuntamiento salvo que para los novios sea sólo un mero trámite de firmar un papel. Para casarse en un consistorio que no es el vuestro deberéis realizar más papeleo con ambas localidades y pagar unas tasas mayores.

Boda civil 1

Boda civil 1

En cuanto a los trámites para casarse, es necesario abrir el proceso en el Registro Civil donde se presentará una solicitud de matrimonio, fotocopias del dni, la declaración de estado civil de los novios, las partidas de nacimiento expedidas por el propio registro y los certificados de empadronamiento expedidos por el ayuntamiento.

Cuando se celebra la boda en el juzgado, sólo tienen que personarse los novios con dos testigos con su dni cada uno en regla el día que sean citados para firmar.

En caso de celebrarse en el ayuntamiento el Registro Civil remitirá la documentación y autorización al primero, o serán los propios novios los que la lleven al secretario. Entonces podrán elegir el día y la hora, según los consitorios en intervalos de media hora o de una  hora, con unas tasas que pueden variar alrededor de los 250€.

Algunos ayuntamientos prevén también el poder enviar un concejal a otra localización a oficiar la boda, como un castillo o un jardín botánico. Este servicio lleva unas tasas adicionales.

Dentro de la ceremonia los consistorios pueden mostrar cierta flexibilidad para incluir música, lectura de textos y cómo se desarrollará la ceremonia en general. Aclaradlo antes de la misma para evitar sobresaltos de última hora.

Boda civil 2

Boda civil 2

El desarrollo es similar a la boda eclesiástica. Se avisa de que ya pueden entrar los invitados, luego entraría el novio con la madrina y la novia con el padrino al son de la música. A continuación entra el alcalde o concejal y se inicia el acto. Se puede leer algún texto escogido por alguno de los presentes.

El oficiante después procede a la lectura de los tres artículos del Código Civil español sobre el matrimonio y formulará unas preguntas a los novios:

– ¿venís a contraer matrimonio sin ser coaccionados, libre y voluntariamente?

– ¿estáis decididos a amaros y respetaros mutuamente, durante toda la vida?

– así pues, ya que queréis contraer matrimonio, unid vuestras manos y manifestad vuestro consentimiento.

Después preguntará a cada uno de los novios:

– ¿Quieres y aceptas contraer matrimonio con …, aquí presente junto a ti , de acuerdo con la legalidad vigente?

– Yo, … te recibo a ti, …. como esposo/a y (me entrego a ti) y prometo amarte, respetarte, y serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

Ramo de la novia

Ramo de la novia

A partir de este momento se produciría el intercambio de alianzas y, en su caso, de las arras. Tal como en la iglesia se pueden pronunciar estas palabras: «Recibe esta alianza, en señal de mi amor y fidelidad a ti». En ese momento el oficiante declara el matrimonio unido. Se pueden añadir unas palabras por cualquiera de los presentes, algún texto, y despedida fin

al con la enhorabuena por parte del alcalde o concejal.

Finalmente se firma el acta y se abandona la sala del Ayuntamiento con la música elegida. En cuanto a la música al principio, al final y durante la ceremonia civil, hay algunos que las tienen elegidas de antemano y otros donde es posible darle un toque más personal.

Las salas del ayuntamiento ya suelen tener su propia decoración floral y de otros adornos, que en algunos casos se puede personalizar más. A la salida suelen dejar un lugar más apartado para tirar arroz, pétalos o confeti.

Sobre la vestimenta, no hay una norma específica para el consistorio ni en el color ni en el tipo de vestuario. Desde el clásico vestido blanco para la novia a un vestido corto elegante o de traje y chaqueta. Con el novio pasa lo mismo. En el caso del juzgado se llevan más los vestidos coloridos cortos con o sin chaqueta.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.

Los días previos a la boda

Lo mejor para estar tranquilos antes de la boda es dejar los preparativos a un lado unos días antes de la boda. Los imprevistos siempre estarán ahí así que es mejor relajarse un poco y hacer alguna actividad. Como me dijo una novia una vez: «No me he peleado con mi pareja tanto como preparando la boda»…. No merece la pena, son momentos para disfrutar y dejar a un lado las posibles diferencias, que muchas veces vienen más por influencia de los padres que por los propios novios.

Para la novia, todo tratamiento de belleza que se haga para la piel o el pelo, incluida la depilación, debe comenzar meses antes de la boda para evitar problemas de alergias o enrojecimientos innecesarios. En una ocasión una novia se había realizado un tratamiento antiarrugas inyectado la semana anterior a la boda que le había producido hematomas en la cara. Pese al maquillaje llegó a la boda todavía con algunas señales. Menos mal que el retoque fotográfico posterior pudo ayudar todavía un poco más a mejorar las fotos de la boda.

Fotoluna Málaga

Fotoluna Málaga

Las uñas deben estar cuidadas tanto en la novia como en el novio ya que muchas fotos de detalles salen con las manos en primer plano. No es cuestión de que sólo la novia se cuide las uñas y las manos y el novio venga como todos los días. La diferencia en las fotos entre ambas manos no dará muy buena imagen.

Conviene también alimentarse bien esos días, para tener un buen aspecto y que la piel también luzca mejor. En caso de broncearse, conviene que sea un tono moreno natural, no exagerado.

El novio también tiene que cuidarse el rostro de cara a la boda. Algunas cremas, eliminar grasa y cuidar el afeitado será fundamental. El pelo se puede cortar unos días antes y hacer alguna prueba de cómo peinarse o si utilizar alguna crema o gomina, para no dejarlo todo para el último día con las prisas. Cierto maquillaje puede ser útil en caso de piel demasiado grasa que produzca brillos con la luz de flash o para las ojeras.

Los novios pueden apuntarse unos meses antes a clases de baile para preparar el «primer baile», aunque también pueden prepararse alguna coreografía o baile personal en casa.

Una semana antes de la boda conviene repasar todos los pasos de la boda, la ceremonia, el protocolo, los invitados, y hablar sobre sentimientos, dudas, temores, esperanzas y alegrías de toda la preparación y de lo que se espera ese día. Dos o tres días antes podéis salir a cenar, relajaros y tomar una velada romántica antes del gran día.

Y el día y noche antes de la boda conviene estar cada uno por su lado terminando los preparativos, sin ponerse en contacto salvo caso necesario. Se pueden dar un paseo por separado, ir a un spa, o relajarse tocando o escuchando música o leyendo un libro. Le añade más emoción al día siguiente, haciéndolo todo más mágico en el días de vuestra boda.

Y la última noche… ¡a dormir bien, que el día siguiente va a ser muy largo!

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

La ceremonia católica

Sobre la ceremonia religiosa católica, muchos podéis estar familiarizados con las misma, pero para los que no lo estéis tanto vamos a hacer un repaso.

El sacerdote es el que comienza la ceremonia. Si los novios son comunicativos pueden también al principio dirigir unas palabras a los invitados pero no es algo obligatorio.

Fotoluna Málaga

Fotoluna Málaga

Después vendría la liturgia a partir de ciertas lecturas que suelen ser comunes en las bodas. Los novios habrán elegido al menos a tres personas para leer la primera lectura, el salmo y la segunda lectura.

Estos son los textos bíblicos más comunes para bodas. En ocasiones se puede admitir algún texto no bíblico que hable del amor, o uno de los novios, familiares o amigos puede añadir otro texto diferente para darle originalidad a la ceremonia.

Luego vendría la homilía del sacerdote, que sería ideal que conociera ya a los novios personalmente de antes, para hacerla más cercana y emotiva. Y a continuación empezaría el rito en sí del matrimonio.

Éste rito llevaría una monición sobre la libre voluntad de los novios para casarse ante Dios y los todos los presentes. Luego viene el Escrutinio con preguntas sobre la decisión de los novios de contraer matrimonio de forma libre, sobre la fidelidad y las obligaciones matrimoniales. Y posteriormente el consentimiento, que puede hacerse de forma corta con el «sí, quiero» o de formas más larga como sigue:

Novio:

Yo (nombre del novio), te acepto a ti, (nombre de la novia), como mi legítima esposa y prometo serte fiel  en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Novia:

Yo (nombre de la novia), te acepto a ti, (nombre del novio), como mi legítimo esposo y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Después del consentimiento viene la bendición de los anillos con la frase «(nombre) recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti», y las arras con su frase correspondiente «(nombre) recibe estas arras en señal de los bienes que vamos a compartir». Los anillos y las arras suelen llevarlos los pajes, habitualmente niños, o en su caso el padrino.

Reportaje fotográfico de boda Andalucía

Tras este momento el sacerdote bendice el matrimonio y se procede al «podéis besaros». Clásicamente éste era el momento de levantar el velo a la novia, aunque en la tradición moderna se suele levantar al llegar al altar la novia.

Reportajes de boda en Málaga

Continúa la celebración con la Eucaristía y la paz, las bendiciones y oraciones de algunos invitados que hayan elegido los novio, y la comunión: pan y vino, primero los novios, luego los padrinos y para terminar el resto de invitados.

Para terminar el sacerdote realiza la bendición final y los novios y testigos firman el acta matrimonial. Tanto al final como en cualquier momento de la celebración los novios pueden intervenir con algunas palabras de agradecimiento o emoción.

Durante toda la ceremonia, si hay fotógrafo o vídeo debe de permanecer en segundo plano realizando las fotos sin molestar. Los protagonistas son los novios, no las cámaras.

Para la salida lo habitual es que los invitados esperen fuera a los novios cargados con arroz, pétalos u otra sorpresa. Aclarad antes con el sacerdote si se permite lanzar arroz en la puerta de la iglesia y comunicádselo a los invitados para evitar un malentendido.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga, Madrid y Córdoba

¿Cuándo nos casamos?

La elección del día concreto de la boda va a depender de si tenemos un sitio de nuestros sueños para celebrarla, bien sea una iglesia concreta, un ayuntamiento, o el lugar del banquete. Si sólo queremos una fecha concreta y los lugares son lo de menos, será más fácil.

Si tenemos preferencia por un lugar de ceremonia concreto o por un lugar de banquete específico, lo primero que tenemos que ver es la disponibilidad en fechas del mismo. Si tanto el lugar del banquete como en de la ceremonia son insustituibles, deberemos pedir fechas con suficiente antelación para cuadrar las fechas en una que nos venga bien. Mientras más cerca estéis de la boda menos posibilidades de escoger habrá.

La mayoría de las bodas se concentran en los meses de abril a octubre. En lugares más calurosos como Córdoba o Sevilla se suele huir de los meses más calurosos como Julio y Agosto. En lugares más fríos del norte de España se suelen preferir esos meses porque la probabilidad  de lluvia es menor. De todas formas si el día sale lluvioso, siempre tenéis la posibilidad de que el fotógrafo de boda realice una sesión de foto post-boda a la vuelta de la luna de miel.

Día lluvioso de boda

Día lluvioso de boda

Si, sin embargo, no le tenéis miedo a nada, podéis ahorraros un buen dinero planificando la boda fuera de fecha, como Diciembre o Enero, donde los restaurantes e iglesias tienen mucha menos afluencia de bodas y están deseosos de captar nuevos novios.

Sobre los días de la semana, lo más común es hacerla en sábado para favorecer la venida y partida de los invitados desde puntos distantes. Días también cada vez más comunes son el viernes por la tarde o el domingo a medio día, en cuyo último caso daría tiempo a los invitados a volver tranquilamente a sus lugares de residencia para recomenzar el lunes la jornada laboral.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

¿Necesitamos financiar nuestra boda?

Dependiendo de cómo organicemos nuestra boda puede suponer un alto coste económico que prever desde el comienzo. Será bueno llevar un control por ordenador o a mano con todos los gastos que conlleva y cuál es el coste que supondrá cada uno de ellos, no teórico sino real, preguntando directamente a los diferentes profesionales de cada tema: desde el vestido, la peluquería, la fotografía de la boda, al banquete, las invitaciones, la música o los regalos a los invitados.

Como toda organización dependerá de nuestro presupuesto, y de si ya disponemos de él a coste cerrado o si lo tenemos que pedir prestado, bien a familiares, bien a una institución financiera.

Financiar nuestra boda

Financiar nuestra boda

El coste medio de una boda ha pasado de 21.500€ en 2003 a 13.200€ en 2012, con un pico en el año 2005. Desde entonces y acompañado de la crisis económica a partir de 2008 no ha hecho más que bajar. Han bajado los precios de muchos servicios y han aparecido nuevos servicios a menos coste del habitual.

Los padres están siempre dispuestos a echar una mano en los costes de la boda, con lo que será decisión de los novios hasta dónde quieren aportar ellos y hasta dónde quieren aceptar el regalo de los padres. Hemos conocido novios con bajo presupuesto que ellos mismos han montado toda la boda sin aceptar mucha ayuda de los padres. Otros han aceptado gustosos esa ayuda, igual que posiblemente ayuden a sus futuros hijos en el día de la suya si así lo deciden.

Además los regalos de los invitados ya suelen ser en gran porcentaje en efectivo, lo que ayuda también a financiar la organización de la boda y reducir el peso económico de la misma. Ya quedaron atrás los regalos indeseados que no se sabía que hacer con ellos después.

La petición de un crédito al banco se considera ya el último recurso, pero antes habría que estudiar cómo recortar costes: Desde vestidos de novia o novio de alquiler, a reducir el banquete a un ágape de pié donde la gente pueda moverse a sus anchas y hablar con todos, o realizar el banquete en alguna finca de amigos o familiares.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

Los pequeños detalles en una boda

Aparte de los pequeños detalles decorativos que aparecen en el siguiente vídeo con fotografias de varios detalles de boda, existen otros detalles a tener en cuenta para que la boda que son menos visibles.

 

Uno de ellos es el transporte de los invitados. Hay que tener en cuenta si el lugar de la celebración y el del banquete están cerca o lejos. Si los invitados llevan coche propio todos o si vais a poner un autocar para trasladarlos a la localidad más próxima o haciendo ruta por varias localidades.

Los recuerdos de los invitados no son ni mucho menos obligatorios, pero sí un detalle a tener en cuenta. En ocasiones se regalan cosas que terminan en un cajón. Se pueden intentar solucionar con un regalo más práctico, como colonias o un pulverizador para las mismas, un cd con vuestra música preferida y que se puso durante la boda también, una agenda, etc…

Si hay invitados vegetarianos o que no coman algún tipo de carne concreto hay que tenerlo en cuenta a la hora de servirles platos adaptados que estén a la altura de los de los otros invitados. A la hora de confirmar quién viene será un detalle a preguntar.

Al final de la celebración suele tirarse arroz, pero hay que consultar con el párroco o con los trabajadores del ayuntamiento si se puede lanzar y dónde, pues en ocasiones o no lo tienen permitido o hay un lugar específico para echarlo. Otras alternativas más cómodas son los pétalos que últimamente vienen en tubos y otras más ruidosas son los petardos. Si tenéis alguna preferencia comunicádsela a los invitados antes de que tomen una decisión que no os sea tan agradable.

Para el coche de la novia y posteriormente de los novios, hay múltiples servicios de alquiler que pueden facilitaros un coche especial que buscáis. También se puede utilizar un coche personal o de algún familiar que por el estilo o color nos guste especialmente. Opciones más originales incluyen coches de caballos o jeeps antiguos sin techo, así como otras más caras tipo limusina o descapotable. Siempre los coches descubiertos son más vistosos si el tiempo acompaña.

Y los más importante: por mucho que hayáis cuidado todos los detalles habrá algún factor humano impredecible que hará que algo no salga del todo bien: entonces no tenéis más que sonreir y pensar que es vuestro día para disfrutarlo al máximo. No dejéis que un pequeño contratiempo os haga perder la sonrisa.

Fotoluna – Fotógrafos de bodas en Málaga y Córdoba

Consejos para organizar vuestra boda –

A la hora de organizar vuestra boda, hay unos consejos que podéis seguir para hacerlo más fácil y ordenado:

1) Guarda todos los papeles de la organización en una misma carpeta. Mejor un clasificador con varios apartados.

2) Utiliza el ordenador para facilitar la tarea. Para llevar un control de los gastos o para hacer la lista de invitados e ir distribuyéndolos por las mesas, por ejemplo.

3) Busca recomendaciones de amigos o familiares en cuanto a los proveedores.

4) Haz una lista de invitados según el presupuesto con el que contéis. No es necesario invitar a nadie por compromiso.

5) Busca ayuda de alguien de confianza, amigos o familiares, para la organización antes y durante la boda. Por ejemplo, cuando haya que reunir a familiares o amigos para las fotos, es bueno que haya alguien pendiente de llamar a dichas personas. O alguien que lleve un poco de maquillaje en el bolso por si la novia tiene que darse un retoque en algún momento.

6) Si hay lista de regalos escoge cuidadosamente qué necesitas. Si no siempre está el sobre con dinero, más impersonal pero a veces ayuda más que algunos regalos no necesarios.

7) No planees nada para el día de tu boda que no sea la misma celebración. Eso de irse a trabajar por la mañana y casarse por la tarde puede generar mucho estrés.

8) Haz algo para relajarte antes de la boda: un masaje, un spa, la propia despedida de soltero/a o un fin de semana de aventura.

 

9) Compra un vestido de novio o traje de novio que te sea cómodo y con el que te sientas agusto todo el día. No es necesario que sea el más caro sino el más acorde con tu personalidad. Hoy en día hay centros de vestidos de novia/novio de outlet que facilitan la adquisición para ese día, o alquileres de chaqués para novio.

10) Cierra todo con antelación para ir más relajados. Lo básico: iglesia o ayuntamiento, convite, fotógrafo, peluquero/a, maquillador/a, vestido/traje, vídeo y las invitaciones. Intentad en la medida del presupuesto que todo sea de carácter profesional y como vosotros queréis. Incluso en el sector profesional hay una gran variedad de precios para ajustarse a todos los bolsillos. Hoy día salvo la iglesia/ayuntamiento no hay nada «obligatorio». Algunos novios deciden no tener vídeo, por ejemplo, o crearse sus propias invitaciones o realizarlas por correo electrónico o no dar una comida/cena sino una salida al campo en casas rurales. Vosotros decidís.

Fotoluna – Fotografía de bodas en Málaga y Andalucía.